México Independiente

México Independiente (1821-1853)

Tras la consumación de independencia, los primeros años de México Independiente fueron un caos político, económico y social, que permitió que el país restaurará las bases de las instituciones de la antigua Nueva España y con ello, mantener la división social. De esta manera, durante casi 45 años existió una inestabilidad gubernamental ocasionando guerra y la división del país en dos fracciones políticas e ideológicas: los federalistas y los centralistas.

Los primeros años de México independiente se pueden dividir en tres etapas:

  • Primer Imperio Mexicano (1821- 1823).
  • República Federal (1824-1836).
  • República Central (1836-1853).

Primer Imperio Mexicano de México independiente (1821-1823)

Con la proclamación del Plan de Iguala y su ratificación en los Tratados de Córdoba, Iturbide organizó una Junta Provisional Gubernativa, donde quedó constituido el país en dos órganos de gobierno:

  1. La Junta Provisional Gubernativa y
  2. La Regencia.

La junta convocó a elecciones para diputados, el 24 de febrero de 1822 se instaló el primer Congreso y en ese mismo año por presión de los Iturbidistas al nuevo Congreso Constituyente se coronó como Primer Emperador a Agustín de Iturbide.

Su gobierno se caracterizó por las crisis económicas, provocadas por el despilfarro de recursos y los problemas con el Congreso ante esta falta. Frente a ello, Iturbide ordenó su disolución.

Este acto sirvió al General Antonio López de Santa Anna para levantarse en armas con la proclamación del Plan de Casa Mata en 1823, decretando la reinstalación del Congreso y el cambio de gobierno a una República. Finalmente, Iturbide abdica y es exiliado.

En consecuencia, el Congreso vio la necesidad de formar un gobierno provisional en forma de triunvirato, es decir, tres personas gobernarían el país:

  • Celestino Negrete.
  • Guadalupe Victoria.
  • Nicolas Bravo.

El congreso asienta la base de la primera constitución y decide anular la Monarquía Constitucional e instaurar una República de corte Federal.

República Federal (1824-1836)

El 5 de octubre de 1824 se aceptó y se publicó la primera Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, cuyo contenido adoptaba una República representativa, popular y federal, este documento aplicaba el principio de soberanía nacional y establecía la división de tres poderes, por lo que la forma de gobierno estaba dividida en un presidente y un vicepresidente, que serían elegidos cada cuatro años; una Cámara de Diputados y un Senado.

El primer presidente fue Guadalupe Victoria y su vicepresidente sería Nicolás Bravo, una vez establecido el nuevo Estado, se hizo ver la división ideológica entre federalistas y centralistas. Los primeros buscaban una mayor autonomía en los estados y una representación más equilibrada ante las cámaras y la última buscaba concentrar todo el poder en el estado; por lo que dio paso a la división de las formas políticas, a través de las logias masónicas traídas por el representante estadounidense Joel Poinsett: logia York, de corte liberal y proclamaba la Doctrina Monroe y la logia escocesa, que defendía los intereses de comerciantes y de las altas jerarquías eclesiásticas.

El antagonismo de estas facciones provocó continuos levantamientos y consecuencias en la sucesión de gobierno; ya que para 1828, gracias a la logia escocesa, Vicente Guerrero logró imponerse mediante el motín de Parían, por lo que el Congreso no avalaba al cien por ciento su gobierno.

Para 1829, se llevó a cabo el último intento de Reconquista española dirigida por Isidro Barradas. Vicente Guerrero, presidente de México, comienza a organizar sus propias tropas en cuanto se entera de la expedición de los españoles, para recuperar sus territorios.

La zona elegida para desembarcar fue Tampico, donde el general Antonio López de Santa Anna los esperaba, logrando derrotar las fuerzas españolas, Santa Anna se convierte en héroe nacional, dejando en ridículo a Guerrero tras su tardanza al actuar.

Con ello, el vicepresidente Anastasio Bustamante le va quitando su poder y lo traiciona, por lo que Guerrero se ve en la necesidad de renunciar, dando comienzo a la inestabilidad política dentro del poder ejecutivo, cuya consecuencia será una serie de presidentes durante períodos muy cortos.

Tras el Grito de Dolores en septiembre de 1810, tomó la alhóndiga de Granaditas junto a Ignacio Allende, siendo la primera batalla del ejército insurgente contra el ejército realista que defendía la corona española.

El ejército insurgente controló importantes regiones como San Miguel el Grande, Celaya y Guanajuato.

Para octubre se llevó acabo la Batalla del Monte de las Cruces, donde los insurgentes salen victoriosos e Hidalgo intenta negociar con el virrey Francisco Xavier Venegas, el resultado no es benéfico y decide retirarse, ante este acto el ejército insurgente se divide en dos: uno a mando de Allende y otro a mando de Hidalgo.

Hidalgo se dirigió a Guadalajara y proclamó algunos decretos, entre ellos, el decreto para la abolición de la esclavitud y el decreto para la devolución de las tierras. Se proclamó a sí mismo “Generalísimo de las Américas” y fundó el periódico “El despertador americano”.
En 1811 a las a fueras de Guadalajara se vivió la Batalla de Calderón, las fuerzas encabezadas por Hidalgo son derrotadas por las tropas realistas del General Félix María Calleja.

Hidalgo junto a Allende y Aldama son arrestados y fusilados.

Bustamante logra hacerse presidente interino de 1829-1832.

Durante este periodo surge un personaje importante y ministro de asuntos exteriores, Lucas Alamán un historiador y un político conservador, que tenía una gran influencia sobre el general Santa Anna. Para 1830, fundó el Banco del Avío, enfocado a la industria, a recaudar fondos y a financiar a las empresas mexicanas, para generar el incremento económico del país, desgraciadamente fracasó por la inestabilidad política.

En las elecciones de 1833 Santa Anna se convierte en presidente por primera vez y como vicepresidente Valentín Gómez Farías; como se mencionó antes, la inestabilidad política era grande, por lo que el presidente Santa Anna pide licencia para ir a combatir las rebeliones del norte, dejando a Gómez Farías en el poder y encomendándole la pronta solución de la bancarrota financiera del país, con ello Gómez Farías inició una serie de reformas que limitaba el poder de la iglesia y los militares, conocida como las leyes pre reformistas. La reacción de los conservadores no se hizo esperar, por lo que Santa Anna regresó a la presidencia, y deroga estas reformas, al igual decide destituir a Gómez Farías.

Finalmente, estableció una nueva forma de gobierno en 1836 con la constitución conocida como de las siete leyes, que instaura una República central como forma de gobierno, los conservadores se hacen dueños de la situación del país.

República Centralista (1836-1853)

Con la supresión de la constitución de 1824 y la instauración de la constitución de las siete leyes, se implementa una República Centralista, cuyas características son:

  • Los estados pasan a ser departamentos.
  • Se restringió las libertades humanas.
  • El presidente duraría ocho años en el poder.
  • La religión católica como única.
  • Todo poder sale del centro del país.

Conflictos Internacionales

La supresión del régimen federal fue el detonante de rebeliones en Texas y generó aún más la inestabilidad económica. En esta etapa ocurrieron los conflictos internacionales.

Tras una serie de conflictos y leyes proclamadas, la migración estadounidense a territorio texano y el descuido del norte por parte del gobierno, generó la lucha de Independencia de Texas, donde se libraron las batallas del Álamo, Goliat y San Jacinto en manos de los texanos Samuel Houston y Esteban Austin.

En 1836, con la retirada de las tropas de Santa Anna en la Batalla de San Jacinto, fue perseguido y capturado, obligándole a firmar los Tratados de Velasco con el fin de que reconociera la independencia de Texas como presidente de México. Al haber firmado, Santa Anna se vio obligado a renunciar a la presidencia.

Para 1838, surgió una nueva revuelta al sur del país, por el daño a una pastelería francesa en Veracruz por parte del ejército mexicano, que se negó a pagar, por lo que el pastelero Pierre Lemoine acudió a su embajador el varón Francois Deffaudis para pedirle que interviniera en la petición de la reparación de los daños por parte del gobierno mexicano que se negó una vez más a pagar.

Con ello, el gobierno francés decidió intervenir en territorio mexicano, con el fin del pago de indemnizaciones. Tras el bombardeo a San Juan de Ulúa, Santa Anna reaparece en batalla y pierde la pierna izquierda, convirtiéndose una vez más en héroe. Finalmente, gracias a la intervención de la embajada inglesa, en 1839, México se ve obligado a pagar 600 mil pesos a Francia para retirarse del país. A este acontecimiento se le conoce como la primera intervención francesa o Guerra de los Pasteles.

En los siguientes años se viven distintos acontecimientos que derivarán en una Guerra con Estados Unidos:

  • Batalla de Churubusco a mando del mexicano Pedro Anaya, quien se enfrentó a Scott, con tan solo mil hombres, entre ellos, el regimiento de San Patricio, soldados escoceses desertores del ejército estadounidense.
  • Batalla de Molino del Rey.
  • Batalla de Chapultepec, el 13 de septiembre, las tropas americanas llegan al Castillo de Chapultepec, donde habitaban cadetes militares, estos intentaron poner resistencia, pero son vencidos por el general Scott, quien entró a la Ciudad de México.

El 15 de septiembre de 1847, Estados Unidos invade México y ondea su bandera en Palacio Nacional, reclamando la victoria. En febrero de 1848 se firmó el Tratado Guadalupe-Hidalgo, por Manuel de la Peña y Peña, y con ello le puso fin a la invasión, con la condición de que México cediera los territorios de California, Arizona y Nuevo México.

En 1853, Santa Anna regresa por última vez al territorio mexicano y tras la muerte del Lucas Alamán, no hubo referencia de control, por lo que Santa Anna instauró una Dictadura, obteniendo el nombramiento de dictador vitalicio y se auto nombro “Alteza Serenísima”. Las características más importantes y que llevan al fin de su gobierno fueron:

  • El exilio de sus opositores, principalmente, Juárez y Melchor Ocampo.
  • La Imposición de impuestos ridículos a los ciudadanos en “busca la solución de la crisis”.
  • Lo más importante la Venta de la Mesilla, también conocida como Venta Gadsden.

Esto último generó el total descontento de los mexicanos, por lo que en 1854 se lleva a cabo la Revolución de Ayutla, por parte de los liberales Ignacio Comonfort y Juan Álvarez, que logran su destitución e instaurar una nueva República Federal.

Bibliografía

Volver a: Historia de México